El cannabis es una planta de la que se obtienen para el consumo como droga, tanto las hojas, en forma de marihuana, como la resina de las flores, el llamado hachís.

El THC, la sustancia del cannabis que produce los efectos sobre el sistema nervioso central, es alucinógena y crea una alteración en la percepción de la persona de aquello que la rodea y, por tanto, también en su conducta y su estado anímico. Los riesgos del cannabis dependen de la predisposición biológica de la persona a partir de sus efectos adversos (predisposición que se desconoce) y del uso que se haga. En personas jóvenes y adolescentes, el sistema nervioso central se encuentra aún en desarrollo, por lo que los efectos negativos del cannabis sobre él serán más graves, además de favorecer que se pueda crear dependencia.

Habitualmente su consumo es fumado, con unos efectos más inmediatos sobre el sistema nervioso central.

En nuestra sociedad, durante los últimos aós, el consumo de cannabis se ha normalizado y banalizado por la falsa percepción de que su origen natural convierte a esta droga en inocua. Pero muchas sustancias de origen natural, entre ellas el cannabis, pueden tener efectos tóxicos en el organismo (como el veneno de determinados animales, por ejemplo, o las setas venenosas).  Hay muchos mitos asociados al cannabis: en el siguiente enlace se pueden consultar alguno de ellos.

Test de mitos sobre el cannabis- Associació GASS

El cannabis es una droga y, como tal, puede crear tolerancia y dependencia, siendo la dependencia psicológica muy importante. Hay un conjunto de indicios que indican la presencia de una dependencia del consumo de cannabis y que aconsejan consultar a profesionales:

  • fumar por la mañana y mostrar ansiedad si no se hace.
  • fumar en soledad, para evadir los problemas.
  • tener problemas de memoria.
  • recibir consejos por parte de la familia y las amistades para dejar el consumo.
  • no conseguir abandonar el consumo o disminuir la cantidad pese a habérselo propuesto.
  • tener problemas asociados al consumo: problemas legales, cambio en el rendimiento en la escuela o el trabajo, gastos importantes.

En los siguientes enlaces se puede realizar un test sobre el consumo de cannabis:

Test sobre el consumo de cannabis – Associació GASS
Autotest porros – Laclara.info

Las personas que consumen cannabis pueden dar la imagen de estar en mejor sintonía con las personas que les rodean pero, realmente, tienden al aislamiento y a ser individualistas con sus actividades e intereses. Tienen dificultades para concretar ss ideas y para ponerlas en práctica, les cuesta mucho desarrollar cualquier actividad. El efecto que la persona que fuma puede percibir es que se evade del aquí y el ahora, de los problemas… pero fumar cannabis no aporta soluciones para afrontar las dificultades: simplemente aplaza el momento en que se deberán afrontar.

En el siguiente enlace se puede realizar un test sencillo que orienta sobre la dependencia al consumo de cannabis:

 

 

Test sobre la dependencia al consum de cannabis – Associació GASS

Para obtener más información se pueden consultar los siguientes enlaces:

Cannabis – Generalitat de Catalunya
¿QUÉ ES NECESARIO SABER SOBRE EL CANNABIS? – Diputació de Barcelona
CAnnabis – Ajuntament de Sant Cugat del Vallès
cAnnabis – Servei d’Addiccions i Salut Mental Hospital Sant Joan Reus
Cannabis y derivados – Proyecto Hombre
Cannabis – Tu punto, PDS (Promoción y Desarrollo social)
Federació d’associacions de cànnabis de Catalunya

Más información en los siguientes documentos:

Porros – Energy Control