El consumo de alcohol, porros y otras drogas puede comportar riesgos inmediatos para la salud. Como nos afecta el consumo de una droga determinada depende de diferentes factores como el tipo de droga, si se mezcla, mi metabolismo, cuál es mi estado de ánimo en ese momento o dónde consumo o con quién lo hago.

Aquí te damos algunas indicaciones sobre cómo actuar en caso de que tú o alguien cercano a ti haya consumido alguna droga y os siente mal:

 

Si la persona está mareada:

  • Sácala a un lugar ventilado y más tranquilo, y siéntala para evitar que se caiga.
  • Estírala con las piernas levantadas, pero siempre boca arriba y con la cabeza ladeada hacia un lado, para evitar que se ahogue si vomita.

Si la pesona tiene náuseas o vómitos:

  • No le des nada de comer o beber.
  • Dejar de consumir la droga.
  • Si se estira, que sea en posición lateral de seguridad (tumbada de lado izquierdo, con la cabeza ladeada y la salida de la boca libre y orientada hacia el suelo).

Si la persona tiene sed:

  • Puede beber agua o zumo, pero nunca darle bebida si tiene náuseas o vómitos, si está mareada o si pierde el conocimiento.

Si la persona está muy cansada:

  • Se puede estirar para descansar, pero siempre en posición lateral de seguridad.
  • No dejarla nunca sola.
  • Estirarla en posición lateral de seguridad.
  • Controlar que respire y avisar al sistema de emergencias médicas llamando al 112.

Si la persona nota ansiedad o se ralla:

  • Quédate con ella. Si te pasa a ti, pide ayuda a alguien de confianza.
  • Dejar de consumir la droga.
  • Salir del local o ir a un espacio más tranquilo.
  • Tranquilizar a la persona y explicarle que esta sensación es un efecto del consumo: cuando ese efecto pase se encontrará mejor.
  • Si tras un tiempo razonable la persona no se encuentra mejor, llamar al Sistema de d’Emergencias Mèdiques – SEM al 112 o acompañar a la persona a urgencias.

Cuándo llamar al 112 – Sistemas de Emergencias Médicas (SEM):

  • En caso de pérdida de conocimiento: cuando la persona no responde vebalmente, pierde el tono muscular, no puede orinar o defectar o aparecen convulsiones (contracciones musculares no controladas voluntariamente por la persona).
  • Cuando hace rato que la persona está ansiosa o angustiada y esa sensación no remite.
  • Cuando la persona refiere pensamientos irracionales o paranoicos: miedos injustificados, pensamientos distorsionados…
  • Cuando tiene comportamientos agresivos hacia ella misma o hacia otras personas.
  • Cuando está muy pálida, con la piel muy sudada y fría o, al contrario, cuando tiene la piel muy seca, pálida y caliente.
  • Cuando tiene un dolor de cabeza muy intenso o dolor en el pecho y náuseas y vómitos.

Puedes consultar los siguientes enlaces:

Reducción de riesgos para cada droga – Som.nit

Para más información:

Malos rollos – Energy control
Risk reduccion, reducción de riesgos y consumo de drogas en espacios de ocio nocturno – Energy Control
¿Qué haces en un sitio como éste? – línia verda, Generalitat de Catalunya