Se pretende, desde la reducción de daños, ofrecer herramientas a indivuos y colectivos para la gestión de riesgos derivados del consumo de drogas. Se asume la prevención como una práctica educativa y sanitaria, sin valoración moral, que desarrolle capacidades y habilidades para gestionar ciertos factores de riesgo.

Programa de intercambio de jeringas – PIX

Programa de Mantenimiento con Metadona – PMM

Unidad de crisis

Programa de Prevención de la sobredosis

Programa de Acogida Inmediata (PAI) y talleres educativos

Programa de formación de usuarios en activo – FUA

Acceso y contacto con personas usuarias de drogas no vinculadas a servcios asistenciales

Programa ReCoJeTe

Atención a la salud sexual y reproductiva

Preveción y detección precoa de enfermedades infecto-contagiosas